¡Feliz 2015 a todos!

La verdad es que escribir este segundo post me va a costar un poco...no pensé que el blog fuera a tener tan buena acogida así que la presión va en aumento jajajaja y encima es el último del año así que toca hacer balance sin caer en tópicos...¿complicado eh?

Estuve dudando sobre qué receta publicar para despedir el año (soy bastante indecisa, ya lo irás notando...) porque la primera ya había sido bastante navideña pero aún estamos de celebraciones, así que al final aposté por estas galletas de mantequilla y canela rellenas de crema de jengibre que son perfectas como postre para la cena de Fin de Año, para una merienda o simplemente para un momento especial.

Están decoradas con flores hechas a mano con pasta de goma y pintura comestible dorada. En los bordes las galletas llevan purpurina, obviamente también comestible, para hacerlas un poco  más festivas…la purpurina tiene un éxito brutal entre las niñas cuando doy los cursos (ya hablaré de ellos en próximos post)…bien nos gusta un brillo a las mujeres…

Galletas de mantequilla caseras

Galletas de mantequilla rellenas de crema

Galletas de mantequilla y canela rellenas de crema de jengibre

Galletas de mantequilla y canela rellenas de crema de jengibre

Galletas de mantequilla y canela hechas a mano

Detalle de las flores hechas a mano y pintadas con pintura dorada comestible

detalle-galletas

Los bordes de las galletas llevan purpurina comestible

Y para despedir el año elegí este mensaje, también con brillos,  porque resume muy bien lo que ha sido el proceso de Tante`s Cupcakes.

CAKE_life_glitter

Y es que la vida hay que tomarla como viene… En mi caso las circunstancias profesionales me obligaron a dar un giro a mi vida, así que tenía dos opciones… unirme a la desgana y el pesimismo o lanzarme a la piscina. 

Opté por lo segundo y aquí estoy,  intentando hacerme un hueco en este mundo tan dulce. 

Y ahora sí, me despido hasta el próximo año, no sin antes desearte un 2015 lleno de salud y amor. Y ya sabes, lucha por tus sueños porque la vida es de los valientes.