Una tarta para Cayetana

Llevaba bastante tiempo sin hacer una tarta para un cumple infantil así que cuando se acercó la fecha del de mi ahijada del alma empecé a darle vueltas al coco para ver cómo podía sorprenderla….Cayetana cumplía 3 años y hasta ahora no sólo no habíamos conseguido que soplara las velas sin llorar, es que no le gustaban nada los cumpleaños en general, ni las tartas ni los cupcakes, ni las galletas…pero no el sabor no, no le gustaba nada de lo que hacía su madrina porque le daba miedoooo jajajaja…Así que, con una importante terapia de grupo, fuimos convenciéndola poco a poco unos días antes y parece que funcionó…me pidió una tarta de su personaje favorito, Poppy, la protagonista femenina de la película Trolls.

Dicho y hecho, mi hermana y servidora nos pusimos manos a la obra un par de días antes, no más por si se arrepentía y cambiaba de opinión, pero siempre teniendo claro que tenía que ser algo muy sencillo y familiar para que no le volviera “la cumplefobia”. Decidimos hacerle una tarta sencilla y decorarle una mesa dulce muy discreta con unas galletas, cupcakes y algunas chuches…

Hasta aquí fue todo bien, la tarta en principio le encantó y la mesa dulce también…

El problema parecía olvidado y Cayetana lo estaba pasando genial con sus amiguitas hasta el momento de soplar las velas. La que hasta ese momento parecía una niña feliz, se transformó y  empezó a llorar de tal forma que optamos por dejar el tan ansiado “momento tarta ” para su próximo cumpleaños. ¿Conseguiremos ver  a Cayetana soplar contenta las velas de su cuarto cumpleaños?… Continuará…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *